Historia - Lacrimedamore

Vai ai contenuti
Contatti e links > traduzioni > Lagrimas de Amor

                                    LAGRIMAS DE AMOR 

(trad. by Chiara Bonanno)


El 21 de marzo de 1953 en Siracusa se celebró la boda de dos sencillas criaturas: Angelo Iannuso e Antonina Giusto.
 Los dos novios,entre todos los regalos,recibieron también un pequeño cuadro de yeso que representaba el corazón inmaculado y doloroso de la Virgen María.
 Ellos decidieron poner el cuadrito como larguero en su cama de matrimonio.
 La novia se quedó embarazada muy pronto pero enfermó de tossicosis gravídica,lo que hoy en día llamamos gestosis. Aunque todo el mundo la inducía a que se liberase del niño,la mujer acudió a  su Virgen con esta sencilla oración:” Dame la gracia de ver nacer a mi niño, luego haz de mí lo que quiera Dios”
 La mañana del 29 de Agosto de 1953,después  de otro malestar repentino, que por su enfermedad le había quitado la vista momentáneamente,la señora Iannuso miró hacia el humilde cuadrito que su cuñada le había regalado por su matrimonio y, con mucha emoción y maravilla, vio que salían lagrimas de los ojos de la Virgen.




En poco tiempo acudió muchísima gente para ver a la “Virgencita de la novia” que lloraba y que siguió aún llorando durante trés días;mientras tanto, sobre todo por un problema de orden público,el pequeño cuadro fue trasladado fuera de la casa para que todo el mudo pudiese tener la oportunidad  de admirar con sus propios ojos aquel evento milagroso.
 El día 1 de septiembre,cuarto día de la lagrimación,una comisión analizó unas muestras del líquido que salía del cuadrito.
Pero en cuanto se cogieron unas treita gotas,,inmediatamente el cuadro de yeso dejó de llorar, como si quisiera mandar una señal... La Virgencita de Siracusa había hablado “con los ojos” delante de todo el mundo...
    Las lágrimas analizadas y confrontadas con las de un niño, resultaron ser químicamente iguales a las de todos nosotros.
      Y además la composición química del líquido, contenía huellas de proteínas y uratos,y no tenía ningún rastro de los componentes típicos del yeso y de los colorantes.
     En los días siguientes, el cuadrito de la Virgen de Siracusa se trasladó a la cercana plaza de Euripide donde surgió el primer santuario de la Virgen de las Lágrimas.

En el 1968 se llevó el cuadrito al primer verdadero Santuario de la Virgen de las Lágrimas,el que hoy en día es la cripta de la Basílica.
En el 1994,en el mes de Noviembre, Juan Pablo II inauguró la parte superior del templo y el pequeño cuadro,que se colocó en este sitio,y que fue encoronado por el Cardinal De Giorgi-con ocasión del 50 aniversario-parece seguir “hablando” a todos los peregrinos por los mismos ojos que hablaron al mundo en el 1953!


Torna ai contenuti